Nuestras mascarillas

Las MiMasks están compuestas por tres capas de tejidos no tejidos PP con alta filtración bacteriana (BFE). Obtenemos todos nuestros materiales de proveedores de alta calidad y que cuentan con una amplia experiencia en la fabricación de textiles no tejidos.

La capa exterior filtra gotas y bacterias de los alrededores. La capa interna detiene aquellas que exhalamos. La capa media filtra el aire que pasa a través de la mascarilla por medio de fibras ultra finas.

Nuestras mascarillas son desechables. Después de haberlas usado no más de cuatro horas, es recomendable desecharlas de manera segura. Su propósito es capturar polvo, bacterias, polen y semejantes. Mientras más tiempo se usan, más tiempo se mantiene frente a nariz y boca una superficie contaminada con todos los elementos capturados. Cambiar la mascarilla de forma frecuente es la manera más efectiva para evitar inhalar contaminación y esparcirla en tus alrededores. De igual forma, ten cuidado para que al quitarte la mascarilla evites el contacto con las superficies contaminadas.

Todos nuestros modelos son enviados a un laboratorio autorizado por la UE para la realización de ensayos y su certificación. Los resultados están publicados en las diferentes paginas de producto de las mascarillas.